Faustino por el desarrollo hidráulico de Cuba

clipart-bandera-cubana-8241-png

4 - DSCF1360

La Revolución Cubana ha significado transformaciones profundas en los diversos campos de la actividad y la vida del pueblo cubano. Esta realidad indiscutible se manifiesta con palpable fuerza y concreción en el desarrollo hidráulico del país. La materialización del programa hidráulico de la Revolución, mas conocido como “La Voluntad Hidráulica”, constituyó un reto extraordinario si se toma en cuenta que en la etapa prerrevolucionaria existía un pequeño número de técnicos en esa materia, la inexistencia de investigaciones y estudios para el conocimiento del potencial hidráulico del país, la falta de información sobre el ciclo hidrológico, así como la ausencia de equipos y medios para la construcción de obras hidráulicas.

Estas insuficiencias no impidieron que en la primera década de la Revolución se lograra un impresionante salto en el desarrollo hidráulico del país. Un balance de lo realizado en ese campo obliga a evocar al que fuera fundador y primer presidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) desde agosto de 1962 hasta su fusión con el Desarrollo Agrícola del País (DAP) en mayo de 1969: Faustino Pérez Hernández, para quien “… no hay desarrollo económico ni social sin desarrollo hidráulico”.

Faustino tenía una clara visión de las causas del escaso desarrollo hidráulico prerrevolucionario, al respecto apuntó: “Con una agricultura sobre bases extensivas y atrasadas y sin desarrollo industrial, donde gobiernos corrompidos que nada les importaba el desarrollo de los recursos naturales, era lógico que en esta esfera de la economía el saldo fuera en gran medida despreciable y aún negativo”.

Estaba plenamente consciente de que la creación de una sólida base técnica constituía una insoslayable premisa para emprender verdaderos planes de desarrollo hidráulico. De ahí que en los años iniciales del INRH se imponía la necesidad de la formación de técnicos sobre todo en ramas tales como: Tipografía, Hidrología, Geología, etc; al cesar sus funciones en esa institución se habían dado sólidos pasos en esa dirección y se exhibían halagüeños resultados.

En la búsqueda de respuestas a la tarea planteada intervenían tres concepciones: la primera, la de los técnicos formados y desarrollados bajo viejas concepciones del profesionalismo capitalista, con conceptos establecidos sobre falsos valores de la ética profesional, sin un verdadero dominio sobre esta materia y que ocupaban las posiciones técnicas dirigentes en el Instituto; la segunda, la de los técnicos extranjeros con concepciones de trabajo que no podían adaptarse rápidamente a nuestro subdesarrollo y a nuestra prisa, haciendo un sincero esfuerzo por dotarnos de sus puntos de vista, por buscar las mejores vías de ayuda, y la tercera concepción, la de los técnicos cubanos con más espíritu revolucionario y osadía que conocimientos, sintiendo la necesidad de dominar las nuevas técnicas aplicándolas a nuestras condiciones.

Sobre esta base se tomó una decisión que con el tiempo resultó de gran trascendencia: situar al frente de las tareas técnicas a “… este grupo reducido y pujante de técnicos jóvenes que engrosados posteriormente con graduados de nuestras Universidades (sic) y en el extranjero, sobre todo en la Unión Soviética, han abierto el camino”

Para Faustino no bastaba con que un proyecto de obra hidráulica sea bueno e impecable desde el punto de vista técnico, e incluso hay momentos en que esto no es lo más importante “…cuando se toman en cuenta las realidades y la experiencia y se produce un proyecto acorde a ellas, aunque desde el punto de vista técnicamente puro no sea el más perfecto, ese proyecto es positivo, realista y revolucionario”.

Es decir, le da gran importancia a la concepción revolucionaria con que se encaraba el proyecto de obra. Este enfoque suponía: “…buscar métodos de trabajo, de estudio, de proyectos que se adecuaran a nuestras únicas condiciones: querer vencer el atraso, la ignorancia y el sub-desarrollo (sic) a la vez”.

Esta manera de abordar un proyecto de obra hidráulico significa: “… interpretar la técnica de forma dialéctica, pues no hay proyecto bueno o malo en abstracto, para cada situación concreta y para cada etapa del desarrollo, ha de hacerse un proyecto que responda a la misma. Para mañana, las soluciones que hoy adoptamos pueden resultar inadecuada.

Desde su perspectiva era elemento básico y esencial la formación del personal técnico, al respecto afirmó: “En un frente como el hidráulico, en el que hay que dominar tan diversas disciplinas, cada paso de avance se apoya en los cuadros técnicos. Por ello la capacitación tiene aquí tan decisiva importancia” . En esta dirección se aprecia su énfasis en la importancia de una correcta y adecuada estrategia del desarrollo técnico la que “…debe fundamentarse en el análisis del nivel del desarrollo hidráulico que hemos alcanzado y en sus perspectivas a fin de dirigir acertadamente nuestro esfuerzo”.

Pero su concepción del desarrollo técnico rebasa el estrecho marco de la formación del personal especializado en la actividad de la hidráulica, para él se trataba de formar una conciencia o cultura hidráulica en todo nuestro pueblo, de ahí que, junto a la especialización, debe marchar el interés “… por ensanchar la base de comprensión y conocimiento general de las tareas hidráulicas, entre nuestros trabajadores, en el personal dirigente de nuestro país, entre los estudiantes, en fin, en todo nuestro pueblo.”

Menciona como vías utilizadas en esa batalla por la formación de la conciencia hidráulica: divulgación por la prensa nacional, charlas, conferencias, instituciones, círculos de interés científico-técnicos, exposiciones; publicaciones como libros, folletos, boletines y la revista Voluntad Hidráulica.

En su Informe Final queda plasmada su clara concepción acerca de que el desarrollo hidráulico exige investigaciones y estudios lo que puede apreciarse en las siguientes reflexiones: se requiere de un exhaustivo conocimiento del ciclo del agua en el lugar donde se realizarán las obras: cuánto llueve, cuánto se escurre por los ríos, la magnitud y frecuencia de las grandes crecientes. Al mismo tiempo, se requiere conocer la topografía del área donde se realizarán las obras, para dimensionar éstas, conocer sus volúmenes de trabajo, etc. Unido a lo anterior, se necesita el más acabado conocimiento de las condiciones geológicas de los lugares escogidos, de los materiales con que se construirá cada parte, de las condiciones en que está el agua del subsuelo, de las características de los suelos y de las aguas.

Por último, dos ideas claves que no deben faltar al exponer su concepción sobre el desarrollo hidráulico: la primera, Faustino no concebía ese desarrollo como un fin en sí mismo, pues “… no hay desarrollo económico ni social posibles sin desarrollo hidráulico. El aseguramiento del agua es condición obligatoria del desarrollo agropecuario e industrial y premisa indispensable para el aumento del nivel de vida y del bienestar y la salud del pueblo”. La segunda, el dicho desarrollo ha de ser compatible con la naturaleza, no puede implicar su uso irracional y consiguiente deterioro; esta preocupación es palpable en los análisis que hizo de la salinización de las aguas subterráneas en algunas regiones causada por su explotación indiscriminada en el período prerrevolucionario.

Como se puede apreciar, las concepciones de Faustino acerca del desarrollo hidráulico de Cuba, puestas en práctica en la primera década de la Revolución en el poder, tuvieron un carácter integral e indudablemente están en la base de la voluntad hidráulica de aquellos años.

Por Luís Enebral Veloso, Dagoberto Pérez Pérez y Tomás Díaz del Sol                                      Publicado en el Periódico Escambray de la Provincia Sancti Spíritus

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s