Fidelidad a toda prueba

Radio Santi Spiritus

El espirituano Faustino Pérez mantuvo toda su vida una fidelidad a toda prueba por la Revolución y en particular por su líder Fidel Castro, con quien cultivó una estrecha hermandad. Estudiosos de la Escuela Provincial del Partido han investigado en profundidad los detalles de esa amistad, cuya génesis se inscribe a inicios de la década del 50, cuando Faustino militaba en las filas del Partido del Pueblo Cubano Ortodoxo, donde conoció al Comandante en Jefe.
Entre sus memorias el combatiente espirituano mencionó alguna vez aquella ocasión en que se discutía en su propio Partido qué hacer con el dinero recogido para pagar la fianza de alguien ya puesto en libertad. Fidel, con su pensamiento práctico, sugirió comprar balas y armas. En ese momento —aseguran los investigadores— se produjo un impacto sugestionador en la conciencia del joven espirituano al estar ante una nueva estrategia para la lucha.
Julio César Rosabal, doctor en Ciencias Históricas y acucioso investigador de la vida del médico y político nacido en La Larga, Taguasco, el 15 de febrero de 1920, confirma su fidelidad al Guerrillero del tiempo y asegura en sus investigaciones que, aunque Faustino no pertenecía al Movimiento o grupo de 25 y O, fue citado para participar en el asalto a los cuarteles orientales, pero no asistió por desconocer la envergadura del encuentro y porque se encontraba enferma su madre.
Faustino decidió pasarse al Movimiento que preparaba el líder revolucionario luego de la amnistía de mayo de 1955. Entonces se convirtió en uno de los nueve invitados por Fidel y uno de los 10 presentes en la histórica reunión fundacional del MR 26-7, en la calle Factoría No. 62, el domingo 12 de junio de 1955.
Al principio le asignaron la responsabilidad de las finanzas. Al salir el líder revolucionario para México, Faustino además quedó encargado de la propaganda, la organización del Movimiento en Las Villas y Matanzas; y —junto con Armando Hart—, de la constitución del Frente Cívico de Mujeres Martianas.
En su autobiografía Faustino contó una anécdota inolvidable: “En febrero del 56 hice mi primer viaje a México llevando más de ocho mil dólares recaudados peseta a peseta por la organización del Movimiento entre los militantes y simpatizantes. La significación de aquello hizo exclamar a Fidel en el propio aeropuerto que ya la expedición estaba asegurada”.
Luego de varias visitas a aquel país, el espirituano asumió la responsabilidad político-administrativa del último campamento de entrenamiento situado en el estado de Tamaulipas, de donde salió con otros más de 30 compañeros hacia el yate Granma en la madrugada del 25 de noviembre con el grado de capitán.
Luego del traumático desembarco en diciembre de 1956 Fidel le orienta bajar al llano para informar que la lucha proseguiría, reorganizar la dirección donde fuera necesario, preparar al Movimiento para apoyar a los compañeros de la Sierra y enviar algún periodista dispuesto a informar la verdad de aquellos sucesos.
Faustino, acompañado de Frank, viajó por la isla y reestructuró todo lo necesario y en febrero de 1957 llevó al periodista norteamericano Herbert Mathews a la famosa entrevista con el líder guerrillero que le dio la vuelta al mundo.
El combatiente de Cabaiguán también resultó el principal responsable y organizador del secuestro de Juan Manuel Fangio, considerado el suceso de mayor alcance internacional que realizó el Movimiento durante la Guerra.
En la Sierra Faustino resultó ascendido al grado de Comandante y lo eligieron miembro de la Dirección Nacional del Movimiento, junto a Fidel y otros cuatro compañeros. Participó como combatiente en los escenarios de lucha y cuando ya esas montañas se encontraban prácticamente libres se le designó como responsable de la Administración Civil allí.
Con el triunfo revolucionario se le designó Ministro de Recuperación de Bienes Malversados, responsable de los servicios médicos en la Sierra Maestra; estuvo junto al líder histórico de la Revolución en el combate de Playa Girón, participó en la Lucha Contra Bandidos, se desempeñó como ministro de Recursos Hidráulicos, dirigió la región Sancti Spíritus, trabajó como embajador en Bulgaria, atendió los Órganos del Poder Popular como diputado a la Asamblea Nacional y durante largos años formó parte del Comité Central del Partido. Suficientes pruebas de que Faustino mantuvo su fidelidad a toda prueba hacia Fidel y la Revolución hasta su muerte en 1992
Radio Santi Spiritus

10 enero, 2017
Mary Luz Borrego

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s