A propósito de Korimakao

clipart-bandera-cubana-8241-png
CONJUNTO ARTÍSTICO COMUNITARIO KORIMACAO
1.jpg kori 1

Corría el año 1992 y el comandante de la revolución cubana; Faustino Pérez (fallecido), propone la  creación de un proyecto artístico de carácter experimental, paralelo al programa de desarrollo cultural de la Cienaga de Zapata, que contemplaba las manifestaciones de teatro, danza, música y artes plásticas, con la participación de forma masiva de la población y los distintos centros de trabajo desde el Central Australia hasta el último poblado de la Cienaga de Zapata.
En la primera etapa, se trabajo intensamente con los pobladores del territorio Cenaguero en la selección de talentos para crear un núcleo de creación, embrión de un sólido Conjunto Artístico, mas integral que las anteriores experiencias en el país.
Los esfuerzos en el trabajo se encaminaron al disfrute estético y a elevar el nivel ideológico cultural de la población.
Con la primera puesta en escena el 13 de agosto de 1992, surge la maravilla; en el poblado Playa Larga se sucedieron una y otras presentaciones del ya conformado Conjunto Artístico Comunitario Korimakao se presentaron obras en los lugares mas remotos del territorio Cenaguero, entre homos de carbón, cocodrilos e insectos; florecieron las sonrisas de los niños, los jóvenes conocieron que a parte del combo y el ron existían en este mundo la literatura, el teatro, la danza, artes plásticas y en ese momento ya se hablaba de José Martí, Onelio Jorge Cardoso, Honorato de Balzac y Vicent Van Gogh.
7.jpg kori 2 Manuel Porto

A partir del significado etimológico de dos voces Cori-Macao surge el nombre del proyecto dirigido por el actor Manuel Porto, ya que existe una fuerte analogía entre este grupo de hombres y mujeres que desandan la geografía cenaguera llevando el arte a todos los recónditos lugares con la casa a cuestas como el Macao.
La sede oficial del proyecto se puede ubicar en el poblado de Palpite en el municipio Cienaga de Zapata provincia de Matanzas, a partir de la misión artística , el proyecto ha extendido sus prestaciones de extramuros a lo largo y ancho del archipiélago Cubano, también en otros países como por ejemplo Francia, a su vez se  han recibido en nuestra sede representaciones de otras latitudes tales como: Latinoamérica, Asia y Europa.
Los trabajadores del proyecto, además de recibir un salario decoroso de acuerdo con a legislación vigente  y otras regulaciones del MTSS (Ministerio del Trabajo y Seguridad Social), los mismos tienen derecho a un amplio programa de superación técnica y profesional que va desde la FOC hasta el nivel universitario, se trabaja actualmente hasta en tres sesiones diarias con los promotores culturales, en teatro, danza, pintura y música.
Dentro de este programa también se imparten cursos técnicos para sonido, luces, diseño, audiovisuales y cine.
También se envían a cursos superiores, nivel elemental y medio en las diferentes manifestaciones donde los trabajadores egresan como instructores y profesores.
El proyecto como principal acción constructiva, se empeña en concluir la construcción del anfiteatro, con capacidad para 1500 espectadores, el proyecto cuenta con un 76% de su estructura en explotación tales como salones de música, danza, teatro; cocina comedor con capacidad para 60 comensales, salón de protocolo confortables y bien amueblados edificios y apartamentos donde se hospedan los trabajadores y visitantes, modernas oficinas equipadas con tecnología de punta así como departamentos para técnica, sonido, audiovisuales y cine.

Como próximas presentaciones del Conjunto Artístico Comunitario podemos mencionar el acto conmemorativo en celebración a la victoria de Playa Girón en el mes de abril, en los meses de julio y agosto la tradicional gira por la Cienaga, también se presentarán en los próximos meses actividades colaterales con instituciones como ANAP, ICAP y premio al concurso ALAS.
Desde la fundación del proyecto el 13 de agosto en el año 1992 hasta la actualidad an pasado por el conjunto mas de 500 jóvenes que tuvieron la posibilidad de formarse no solo como actores, bailarines, cantantes o músicos sino que como artistas mas integrales y concientes de la necesidad que tiene todo ser humano del arte y la cultura.
Entre las proyecciones del Conjunto Artístico Comunitario, ocupan un lugar especial, por ejemplo: trabajar en la obtención de mejores resultados en la docencia artística con los niños y jóvenes de las comunidades a largo y corto plazo, para de esta manera llegar con nuestro arte a los asentamientos de difícil acceso dentro del país y en el exterior, con el objetivo de rescatar tradiciones orales, escritas danzarias y musicales de la comunidad, de toda Cuba y Latinoamérica, para ser empleadas en los espectáculos que se realicen y contribuir con ello a la permanencia de estas raíces en las generaciones venideras.
El Conjunto Artístico Comunitario Korimakao, se mantiene receptivo a todos los interesados que de algún modo deseen contactarnos dentro del país; dirigirse al Departamento de Relaciones Públicas e Internacionales (Pablo Rivera Almeida).
Nuestra dirección es: Carretera Playa Larga Km.25, Palpite Cienaga de Zapata, Matanzas.
Correo electrónico: korimakao@encc.cult.cu
Teléfonos: 915674 – 913062 – 913063 – 913064 – 913065

El conjunto artístico Korimacao recibió en Pinar del Río el Premio Nacional de Cultura Comunitaria 2008, en reconocimiento a su labor, especialmente tras el azote de dos huracanes a este territorio.
El proyecto se presentó durante 34 días en asentamientos dañados por los fenómenos meteorológicos Ike y Gustav en la provincia más occidental de Cuba, en beneficio de más de 60 mil espectadores, como muestra del positivo impacto de la faceta espiritual para la recuperación.
Publicado en SiPorCuba
KORIMAKAO, 21 años con el corazón. Manuel Porto, Director General del Conjunto Artístico Comunitario Korimakao, conversa sobre el arte, el entretenimiento y un grupo de jóvenes que decidieron quedarse en la Ciénaga de Zapata para forjarse como artistas.

laura-korimakao El título de este texto puede parecer agobiante y poco creativo, incluso, hasta exagerado, pero basta compartir un día con los muchachos de Porto, para confiar otra vez en las bondades humanas y entonces, está plenamente justificado un título así.
Basta el pantano más grande de Cuba, basta un sueño y muchos deseos de entregar arte.
Hacer puestas en escena con luces y alfombras prestadas; dormir a la intemperie noche tras noche mientras hacen su gira anual por la Ciénaga de Zapata; degustar un menú donde la sazón, la diversidad y las calorías se justifican únicamente por el ímpetu de sus comensales; asistir a un ensayo a partir de las nueve de la noche, después de un día de trabajo intenso… Sin cansancios, sin discusiones… Son, sencillamente, cosas que solo pueden ser reales cuando se hacen con el corazón.
Korimakao ha sobrevivido durante 21 años sorteando necesidades materiales, lidiando con las distancias y creyendo en jóvenes que generalmente no tienen una formación académica. ¿Entre tantas vicisitudes, cuál es la razón de ser de Korimakao?
Tratar de hacer arte, la mayor cantidad de arte posible para llevárselo a los seres humanos y tratar de ayudar a esas personas a ser mejores seres humanos, porque el arte puede jugar un papel, no solo de entretenimiento, aunque siempre va a entretener, sino de preparación, de formación, sobre todo del pensamiento.
Es importante educar a la gente, yo siempre digo que prefiero a un buen ser humano, que a un gran artista. Si nosotros no somos capaces de compartir lo que tenemos, lo que sabemos, con el que necesita nuestros conocimientos y nuestro arte, nosotros no somos buenos seres humanos. Y hace falta vivir, hace falta ganar dinero, porque hay que comer, hay que vestir, pero no hace falta enriquecerse para ser un gran artista.
Han marcado la diferencia no solo por lo que son capaces de hacer desde el punto de vista artístico, sino también porque han sabido involucrar a esos seres humanos en función de su propio beneficio social. ¿Desde que surgió Korimakao tenía estas pretensiones?
Este sueño no es mío. Yo fui a la Ciénaga a hacer una novela como va cualquier actor a cualquier lugar del mundo para grabar y luego regresar. Pero, por suerte, cuando estábamos haciendo esa novela (Cuando el agua regresa a la tierra), existía un hombre extraordinariamente maravilloso: el Comandante Faustino Pérez, que es el autor intelectual de todo lo que ha sucedido, desde entonces y hasta el día de hoy, incluyendo esta entrevista.
De él fue la idea de enrolarnos en la creación de un movimiento artístico. Entonces terminamos la novela y yo me iba a quedar siete u ocho meses con él allí para organizar el embrión de lo que pudiera ser después un conjunto artístico comunitario.
Por lo tanto, esta institución que hace muchos años dejó de ser proyecto, se llamó, al aprobarse en el año 1992, Conjunto artístico experimental Ciénaga de Zapata y después se convierte en el conjunto artístico comunitario Korimakao, pero siendo ya una institución legal, no un proyecto que se estaba gestando. Es decir, nuestra fundación fue el 13 de agosto de 1992.
Y me quedé allí por eso, no por otras razones de índole personal. Pasaron los siete meses, murió Faustino, había más de 70 jóvenes que me miraban y decían: «Si usted se va qué vamos a hacer», y entonces dije: «Me quedaré tres meses más, tres meses más…» y al final, me quedé.
Korimakao no es una institución creada para entretener. Nosotros tratamos de hacer un arte que está por encima de lo que están acostumbrados a ver poblados como el de Pálpite (donde actualmente radica nuestra sede), y eso no puede conseguirse «trabajando de viernes a viernes», hay que estudiar, hay que escribir, hay que preparar los guiones y las coreografías, hay que hacer la música, hay que discutir, hay que intercambiar.
Nosotros hemos soñado y seguimos soñando. Nosotros estamos para mejorarle el gusto estético a los seres humanos. Y no solamente a los de la Ciénaga, porque también hemos actuado en Venezuela, en Francia, en La Habana, en Pinar del Río, en Villa Clara, en Cienfuegos.
Y además, Korimakao es un ejemplo palpable de la versatilidad del talento joven…
Nosotros tenemos un grupo de teatro, un grupo de danza, tenemos una orquesta, un equipo de artistas de la plástica. Son muchachos de todo el país que tienen un talento increíble y que se aparecen allícon sus mochilas para que les hagamos las pruebas. Y nos damos cuenta de que hay infinidad de jóvenes y de «menos jóvenes» que pueden hacer cosas maravillosas.
Esto es un centro de trabajo, no es una escuela, aunque la preparación es constante. Unos vienen con muchas posibilidades, con conocimientos, otros vienen con mucho talento, y los que tienen más condiciones técnicas ayudan a los que tienen menos condiciones técnicas.
Por ahí han pasado más de mil jóvenes en estos años, llenos de deseos de hacer cosas, llenos de deseos de luchar, llenos de sueños por realizar, por expresarse… Y llegan hasta un lugar apartado, no solo en distancia sino en condiciones.
Los secretos de Porto
El arte es la expresión más elevada de la cultura de un país, y su función más importante es mejorarle el gusto a los seres humanos, que los seres humanos sean cada vez más cultos, más preparados, que tengan otra visión del mundo y que a través de la plástica, de la danza, del teatro, de la música, conozcan mejor el mundo y cómo podemos ser mejores personas y ayudar al que tenemos al lado. Esa es para mí una de las funciones más importantes del arte, no solamente el entretenimiento.
Por eso, hacer arte es difícil. Hacer chabacanería, cositas para bailar y entretener así a la gente, es más fácil. Pero lograr eso con Benedetti, con Silvio, con Neruda, con Chéjov, con teatristas como Eugenio Hernández… ya eso cuesta más trabajo porque hay que ensayarlo, hay que escribirlo, hay que prepararlo.
El arte es parte de la cultura y no la cultura misma, en cuanto a eso, seguimos equivocados. Cada vez que se habla de una actividad cultural ponen un grupo de danza o de música por la televisión. Eso es parte de la cultura, no es la cultura toda, nosotros estamos para expresar la cultura.
Y si disculpa de antemano la curiosidad ingenua de una joven periodista, ¿pudiera Porto definir que ha disfrutado más en este mundo del arte: ser actor o director artístico general de un conjunto de esta envergadura?
La actuación para mí es parte de mi vida, es mi vida misma, pero la obra de mi vida es el Korimakao.
Y otra vez salen del corazón palabras sencillas y escuetas, pero que resumen el orgullo de ser un korimakao* más, como los jóvenes que cantan y bailan o como los que actúan y pintan o simplemente como los que se atreven a desafiar un lienzo y una trompeta a la vez.
Me arriesgo con frases que pueden parecer agobiantes e incluso exageradas porque sentí y viví el ímpetu de estos comensales, su valentía de aventureros cuando andan con la casa a cuestasy la ecuanimidad ante la corrección de un movimiento de la coreografía, mientras el reloj marca las 11:47 pm, cualquier día, en un anfiteatro a medio construir, después de una agobiante jornada diurna.
Korimakao, está pensado desde la humildad del alma y así se brinda, así se crece.
Entonces vale recordar el consejo del director general antes de que comenzara el espectáculo del 18 de abril pasado. Quizás mi título no haya sido tan conmovedor como cuando Porto terminó la presentación de Nuestra América y casi al abandonar el escenario para que comenzara todo, regresó, tomó el micrófono y advirtió a los artistas, una vez más: «¡Con el corazón, muchachos, con el corazón!»
*Korimakao: Hombre con la casa a cuestas

Escrito por Laura Barrera Jerez.                                                                                                       Esquife Revista de Arte y Literatura

 

Korimakao, 20 años en la Ciénaga

A 20 años de su creación, el proyecto cultural comunitario Korimakao mantiene sus objetivos de mejorar la vida espiritual de los pobladores de la Ciénaga de Zapata, afirmó Manuel Porto, su director.

imagesLRL4AO1L.jpg 5

En un encuentro con la prensa nacional en Pálpite, el destacado actor subrayó que Korimakao es la obra de su vida y un compromiso con el inolvidable Comandante Faustino Pérez, quien tuvo la idea original y mucho contribuyó a su fundación.
Dijo que en estas dos décadas han pasado por este proyecto centenares de jóvenes artistas de todo el país, muchos de los cuales se graduaron de duodécimo grado en la facultad obrero-campesina existente en la agrupación.
Como uno de los preceptos principales, señaló el de la integralidad, porque cada uno debe hacer todo lo que sea necesario y participar en cada una de las manifestaciones culturales que cultivan.
Porto dijo que no renuncian a la idea de un centro internacional de promoción de la cultura comunitaria, que sirva de referencia a las experiencias más eficientes en ese campo.
También puntualizó que para el desarrollo económico y social de un territorio, como el de la Ciénaga de Zapata, la cultura es imprescindible porque se trata de mejorar espiritualmente al ser humano.
Recalcó que otro de los propósitos de Korimakao es defender las raíces autóctonas de la cultura nacional sin renunciar a los influjos de la modernidad.
Escrito por Octavio Borges Pérez
CubaSí.cu
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s