La Voluntad Hidráulica: fundamento del desarrollo de la nación.

clipart-bandera-cubana-8241-png
TITULO:  TITLE: The Hydraulic Will: A base for the development of nation.
AUTORES:  
MSc. Luis Enebral Veloso* luis@ss.cc.cu
MSc. Dagoberto Pérez Pérez** dagoberto@ss.cc.cu
RESUMEN
El artículo tiene como objetivo argumentar que la Voluntad Hidráulica es fundamento del desarrollo económico y social de la nación cubana, para lo cual se hace un acercamiento al desarrollo hidráulico en Cuba, partiendo del atraso heredado y la acción de la Revolución para transformarlo, en ese sentido, se incluye una breve referencia al territorio de Sancti Spiritus.  A la vez, se ofrece una síntesis de las valoraciones que Fidel realizara acerca de la actividad del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) en sus primeros siete años, las que en esencia reconocen la adecuada concepción que aplicó y su importancia decisiva en el desarrollo del país. Se evidencia la necesidad e importancia de estudiar la obra revolucionaria en el desarrollo de los recursos hidráulicos, lo que exige evocar el pensamiento y acción de Faustino Pérez Hernández como fundador y primer presidente de dicho Instituto.
ABSTRACT
The article has as an objective to argue that the Hydraulic Will is the base of the economic and social development in the Cuban nation, for which it is made an approximation to the hydraulic development in Cuba, starting from the inherited delay and the action of the Revolution to transform it, in that sense, a brief reference is included to the territory of Sancti Spiritus.  At the same time, it is offered a synthesis of the valuations that Fidel carried out about the activity of the National Institute of Hydraulic Resources (INRH) in its first seven years, those that recognize the appropriate conception that applied and the decisive importance in the development of the country. It is evidenced the necessity and importance of studying the revolutionary work in the development of the hydraulic resources, what demands to evoke the thought and action of Faustino Pérez Hernández like a founder and first president of this Institute.
INTRODUCCIÓN
La Revolución ha significado transformaciones profundas en los diversos campos de la actividad y la vida del pueblo cubano. Esta realidad indiscutible adquiere particular fuerza y concreción en el desarrollo hidráulico del país. La materialización de la Voluntad Hidráulica, constituyó un reto extraordinario si se toma en cuenta el atraso heredado del pasado colonial y neocolonial.    En la primera década de la Revolución se logró un impresionante salto en el desarrollo hidráulico del país. En la actualidad, como parte del agotamiento de los recursos no renovables, el problema del agua, su uso racional y eficiente en función del desarrollo sostenible, cobra especial importancia, es por ello que el VI Congreso del PCC dedicó cuatro de sus lineamientos, del Capítulo XI, a los recursos hidráulicos.
Lo anterior revela por sí la necesidad de estudiar la obra del INRH en el desarrollo de los recursos hidráulicos como fundamento del desarrollo económico y social de la nación, lo que no ha sido suficientemente estudiado. En ese sentido, el presente artículo constituye una contribución. El mismo es resultado de una investigación en proceso y como tal persigue el objetivo de argumentar que la Voluntad Hidráulica es fundamento del desarrollo económico y social de la nación cubana. En cumplimiento de ese propósito se hace un acercamiento al desarrollo hidráulico en Cuba, tomando como punto de partida el atraso heredado de la etapa prerrevolucionaria, para continuar con la acción de la Revolución para transformarlo, estudio que incluye una breve referencia al territorio de Sancti Spíritus.
DESARROLLO
Faustino RB
“… no hay desarrollo económico ni social posible sin desarrollo hidráulico.”
Faustino Pérez Hernández
Los planes de la Revolución conducentes al desarrollo agrícola e industrial, así como la necesidad del mejoramiento del nivel de vida de la población, resultaban imposibles sin el fomento del desarrollo hidráulico. Para el logro de tales propósitos era imprescindible una institución que centralizase los recursos humanos, materiales y técnicos de la rama hidráulica, a la vez que promoviese la colaboración de otros países. De esa forma, el 10 de agosto de 1962, mediante la Ley No. 1049 se creó el INRH, con ello “… el problema hidráulico cobra fuerza y fisonomía propias…” (Pérez, 1969: 28).  Como su Presidente fue designado el Comandante de origen espirituano Faustino Pérez Hernández, quien se desempeñara en esa función hasta mayo de 1969 en que el Instituto se fusionó con el Desarrollo Agrario del País (DAP).
Es conocida la importancia que ha tenido el agua en el progreso del hombre y de las civilizaciones. La relación entre agua y desarrollo puede apreciarse en todas las épocas. Sin embargo, ¿cuál era la situación de Cuba antes de 1959 en materia de explotación de recursos hidráulicos?.  En plena mitad del Siglo XX sólo existían 6 presas terminadas y funcionando, que abastecían a las poblaciones de Santa Clara, Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba, ni un solo embalse de importancia estaba dedicado a la agricultura, la obra de la hidroeléctrica del Hanabanilla estaba a medio hacer y sus constructores se marcharon sin terminarla; la capacidad total de almacenamiento no llegaba a los 30 millones de metros cúbicos. Así mismo, existía un exiguo número de técnicos dedicados a la hidráulica y el dominio de esta técnica era el mínimo en comparación con otras ramas.
En materias de acueductos y alcantarillados era también evidente el enorme atraso heredado, reflejado en fuentes de abasto precarias y dispersas, con limitados estudios, sin posibilidades de ampliación, conductoras de diámetros insuficientes, redes de distribución inadecuadas desde el momento mismo de ser instaladas, situación que se agravaba con el aumento de la población. Existían 114 acueductos en un total de 300 poblaciones con más de mil habitantes, de los cuales 61 se encontraban en distintas organizaciones estatales y el resto, 53, en manos privadas, siendo en su mayoría verdaderas calamidades. En cuanto a alcantarillados, puede decirse que sólo existían 9 pedazos en otras tantas poblaciones. (Pérez, 1969: 41-42)
En el territorio de Sancti-Spiritus el panorama era similar y en algunos casos peor: no existía embalse alguno y sólo se contaba con dos acueductos, uno ubicado en la actual cabecera provincial y el otro en la sureña villa de Trinidad. De esa manera, el atraso hidráulico heredado hizo que, según palabras del propio Faustino, desde el principio y casi de forma instintiva, la Revolución comenzara a ocuparse de los problemas hidráulicos.  Al año siguiente del nacimiento del INRH, se añadió otra condicionante para su existencia: el devastador ciclón Flora hizo evidente la necesidad de represar los ríos más caudalosos para evitar catástrofes semejantes. Ese mismo año inició el plan de colaboración internacional, con el arribo al país de más de un centenar especialistas procedentes del extinto campo socialista, particularmente de la URSS y Bulgaria.
Bajo la dirección de Faustino el INRH construyó decenas de presas, embalses y otras obras hidráulicas en todo el país, lo que multiplicó su potencial hídrico, que en 1969 ya ascendía a 948 millones de metros cúbicos. A la vez, se formó el personal calificado indispensable y se realizaron investigaciones sin las cuales eran imposibles las obras.  En el balance del trabajo del Instituto, su Presidente fundador destacó el avance alcanzado en el servicio de agua a la población, de 432 poblaciones de más de 1000 habitantes, con casi 5 millones en total, 223, con 4,3 millones de habitantes, contaban con sistemas de acueductos. Como resultado de ese saldo, según un informe de la Organización Panamericana de la Salud de 1965, Cuba ocupaba el segundo lugar en América Latina con el por ciento más bajo de población urbana sin servicio de acueducto. (Pérez, 1969: 42)
La Voluntad Hidráulica, nombre con el que Fidel bautizó la magna faena dirigida al desarrollo hidráulico del país, también benefició al territorio espirituano. De aquella época fundadora datan las presas Aridanes, Siguaney, Lebrige, Higuanojo, Banao, se inició la construcción de la Zaza, la mayor del país, y que se concluyó siendo Faustino Primer Secretario del Partido en la entonces Región de Sancti-Spiritus,  misión que le encomendara el Comandante en Jefe Fidel Castro a mediados de 1969.
Fidel al valorar la actividad del INRH dirigido por Faustino aquilató la adecuada concepción que aplicó y su importancia en el desarrollo del país. En este sentido se refirió a: el papel del Instituto en la creación de fuentes de empleo y en el uso racional de la fuerza de trabajo, la contabilidad exacta de cada uno de los hombres en cada uno de los renglones, su gran espíritu de coordinación con los demás organismos, (Castro, 1963: 28-30); su papel en el desarrollo de la agricultura, (Castro, 1965: 50). Y en el acto de fusión con el DAP, al evaluar el trabajo realizado en esos siete años, expresó: “… nosotros queríamos hacer expreso reconocimiento, ante todo el país y ante todos los compañeros, del valor y de la importancia que a nuestro juicio tiene el trabajo realizado por el Instituto. Y nosotros creemos que ese trabajo ha sido decisivo para el desarrollo hidráulico del país, ¡decisivo!”. (Castro, 1969: 82-83)
En mayo de 1969, como resultado de la mencionada fusión, se crearon dentro la nueva institución dos grupos: el Grupo Hidráulico Nacional que asumió la dirección técnica del programa de desarrollo hidráulico, y el Grupo de Hidrología Urbanística al que se le asignó la dirección de la actividad de acueducto y alcantarillado.  En 1977 se creó el Instituto de Hidroeconomía, adscripto al MICONS, para conducir la política estatal de planificación y control de los recursos hidráulicos, así como la dirección de los acueductos alcantarillados, cuya materialización correría a cargo de los órganos locales del gobierno.
El período 1987-1989 marcó otro hito en el desarrollo de los recursos hidráulicos en Cuba, al impulsarse la terminación de varias obras hidráulicas y la construcción de nuevas, hecho que se conoce como “la recuperación de la Voluntad Hidráulica”. (Historia de la Hidráulica en Cuba). El 6 de junio de 1989 se dicta el Decreto-Ley No. 114 que  estableció:
“… la creación de un nuevo organismo de la Administración Central del Estado, que estaría facultado para dirigir, ejecutar y fiscalizar, el adecuado cumplimiento de la política del país, con respecto a la planificación y control de los recursos hídricos de la nación, el cual adoptaría igual nombre que el constituido en 1962: Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.” (García, 2007: 12). En las palabras de uno de los fundadores de este organismo en 1962, consta el acto de justicia de esta refundación:
“En el momento en que el INRH fue revivido muchos años después por imperativos del desarrollo del país, se vuelve a bautizar con su nombre original — como una clara señal de que se trataba de una sabia rectificación y reconocimiento de la labor realizada originalmente. Para los que trabajamos y conocimos las contradicciones que provocaron la decisión de 1969, la resurrección del INRH fue la más grande satisfacción, pues finalmente con el tiempo nuestra labor había sido entendida y justamente apreciada.” (Correa, 2004: 4-5)
Hoy el INRH exhibe una obra cuyas bases comenzaron a crearse hace diez lustros. Baste mencionar que la nación posee una capacidad de embalse de 9 mil millones de metros cúbicos en 239 presas, de los cuales mil doscientos setenta y tres millones corresponden a la provincia espirituana distribuidos en 9 presas, de las que sólo la Zaza admite un volumen de mil veinte millones de metros cúbicos. En los últimos años la labor del INRH en función del  desarrollo económico y social de la nación se ha concentrado en mitigar los efectos de la sequía, fundamentalmente en lo que respecta al abastecimiento de agua a la población. Para ello se ha realizado un ambicioso proceso inversionista y constructivo para ampliar la infraestructura hidráulica, la rehabilitación de redes de conducción y distribución del agua potable, y en obras que completan el saneamiento ambiental. Mención especial merece el trasvase este-oeste, considerado por los especialistas la obra de la ingeniería hidráulica cubana  en el presente siglo.
En la actualidad el problema del agua, su uso racional y eficiente en función del desarrollo sostenible, cobra especial importancia, razones por las que no es casual que el VI Congreso del PCC dedicara cuatro de sus lineamientos, del Capítulo XI, a los recursos hidráulicos. (PCC, 2011: 37) De esa manera, es evidente la necesidad e importancia de estudiar la obra revolucionaria en el desarrollo de los recursos hidráulicos. Ese empeño exige evocar el pensamiento y obra de Faustino Pérez Hernández como fundador y primer presidente del INRH.
CONCLUSIONES
Como en el resto de las ramas de la economía, la Revolución heredó un atraso en la  explotación de los recursos hidráulicos. Para superarlo puso en práctica la Voluntad Hidráulica cuya concreción estuvo a cargo del INRH dirigido desde su fundación por Faustino Pérez Hernández.
La Voluntad Hidráulica devino en fundamento esencial del desarrollo de la nación, lo que encuentra expresión sintetizada en las propias palabras de Faustino: “…no hay desarrollo económico ni social posible sin desarrollo hidráulico. El aseguramiento del agua es condición obligatoria del desarrollo agropecuario e industrial y premisa indispensable para el aumento del nivel de vida y del bienestar y la salud del pueblo.” (Pérez, 1982: 1)
BIBLIOGRAFÍA
• Becerra, F. A. y Pino, J. R. (2005, Enero-Abril). Evolución del concepto desarrollo e implicaciones en el ámbito territorial. Experiencia desde Cuba.  Economía, Sociedad y Territorio, 17.
• Castro, F. (1965). Conferencia de prensa al asumir la presidencia del INRA. En Castro, F. (2000). La Voluntad Hidráulica en Cuba. Ciudad de La Habana.
• Castro, F. (1963). Discurso en el acto por la conmemoración de la creación del INRH. En Castro, F. (2000). La Voluntad Hidráulica en Cuba. Ciudad de La Habana.
• Castro, F. (1969). Discurso por la fusión del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos y Desarrollo Agropecuario del País. En Castro, F. (2000). La Voluntad Hidráulica en Cuba. Ciudad de La Habana.
• Cátedra de Estudios Faustino Pérez Hernández. (s.a.). Comandante Faustino Pérez Hernández. Síntesis biográfica.
• Correa, A. (2004). Faustino Pérez y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos. Versión 2.
• García R. (2007, Julio.-Diciembre). Tres leyes para el desarrollo de la hidráulica en la Revolución Cubana. Revista Bimestre Cubana, Volumen CII, Época III, 27.
• PCC. (2011). Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.
• Pérez, F. (1965). Intervención del Comandante Faustino Pérez en el acto de clausura del Tercer aniversario del INRH.
• Pérez, F. (1969). Informe presentado en el acto de fusión del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos y Desarrollo agropecuario del País (DAP). Ediciones COR, (9).
• Pérez, F. (s.a.). La Voluntad Hidráulica. INRH. Manuscrito no publicado.
• Pérez, F. (1982). Un saludo a los trabajadores hidráulicos. La Habana.
• (s.a). (s.a). Historia de la Hidráulica en Cuba. Extraído el 6 de diciembre de 2010 desde http://www.hidro.cu
Palabras clave: VOLUNTAD HIDRÁULICA; DESARROLLO HIDRÁULICO; INSTITUTO NACIONAL DE RECURSOS HIDRÁULICOS.
________________
*Licenciado en Educación, Especialidad Marxismo-Leninismo. Máster en Estudios Sociales. Escuela Provincial del PCC “Felipe Torres Trujillo”. Sancti Spíritus, Cuba.
**Licenciado en Educación, Especialidad Marxismo-Leninismo e Historia. Máster en Estudios Sociales. Escuela Provincial del PCC “Felipe Torres Trujillo”. Sancti Spíritus, Cuba
Revista Infociencia Vol.17, No.2, abril-junio, Año 2013
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s