Entrevista para Radio Habana Cuba el 25 de diciembre de 1978

¿Qué significó para usted la proclamación del carácter socialista de la revolución?

Ateniéndome más al aspecto personal  y limitado, que a su alcance y significación histórica y política, aquella afirmación de Fidel el 16 de abril de 1961, al despedir a las víctimas del criminal bombardeo yanqui a nuestros aeropuertos, cuando dijo: “.. Ésta es la Revolución Socialista y Democrática de los humildes, con los humildes y para los humildes”, resultó para mí la definición lógica, natural oportuna y audaz, del proceso iniciado el victorioso Primero de Enero de 1959. Lo que dos años antes, hubiera sido para mí motivo de incomprensión e inquietud, ya en aquel momento significó un nuevo orgullo y un motivo más de admiración hacia Fidel. Junto a él vibré aquel día de indescriptible emoción, frente al mar de fusiles levantados conque el pueblo enardecido le expresaba su total respaldo y la inquebrantable decisión de luchar por la Revolución recién “bautizada “.

Para entonces, ya estaba maltrecho el velo de prejuicios que la propaganda reaccionaria había logrado tejer a través de muchos años en torno a nuestras convicciones, no obstante la profunda devoción martiana  y fe patriótica que las nutría. Ya los términos socialismo, comunismo, lucha de clases, Unión Soviética, etc. dejaban de ser signos de temor, y las figuras de Marx, Engels y Lenin, emergían ante nosotros con su verdadero perfil luminoso. La lucha, los hechos, las leyes, la justicia de la Revolución, eran percibidos con una nueva visión estratégica y fueron ejerciendo sobre nosotros la más plena y total soberanía.

La faz repugnante del imperialismo yanqui se había mostrado reiteradamente e toda su naturaleza reaccionaria y agresiva.

Mientras,  el socialismo nos enseñaba su carácter internacionalista y solidario a través del apoyo concreto, oportuno y decisivo de la Unión Soviética frente a los atropellos, amenazas y agresiones de que Cuba era objeto por parte de los imperialistas.

Esas y otras circunstancias favorecieron mi asimilación inmediata y jubilosa de aquella histórica proclamación de Fidel hace 20 años. En consecuencia con ello, tres días después, el 19 de abril en Playa Girón, en medio de una misión riesgosa a bordo de un tanque, anoté en mi libretica, con absoluta convicción, la siguiente frase, que pudo haberse convertido en escueto testamento político: “VIVA NUESTRA REVOLUCION  SOCIALISTA. PATRIA O MUERTE.   Faustino Pérez”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s